-Donde quedo?

Viernes, Agosto 4, 2017 - 00:00

Por: Fernando Cruz López.

El cacareado gobierno del cambio que encabezo Gabino Cué, no solo dejo a la entidad sumida en la pobreza, el abandono y en la quiebra, sino que también dejo una red carretera en Oaxaca en condiciones deplorables, ignorándose en que se gastaron los millonarios recursos que envió la federación para darle mantenimiento a la red de carreteras en nuestra entidad.

Aunado a lo anterior, se suman los cuantiosos daños provocados en la red carretera estatal por las tormentas Calvin y Beatriz que ya superan los 2 mil 750 millones de pesos, por lo que ya se gestionan los recursos ante el FONDEN para arreglar el 16 por ciento de la red carretera estatal que resultó afectada con las primeras lluvias del año.

Cabe destacar que en estos días el FONDEN está haciendo una verificación para dar fe de los daños después de las tormentas Beatriz y Calvin, para que cuanto antes se liberen los recursos, tal y como lo está gestionando el ejecutivo estatal Alejandro Murat Hinojosa.

Charlando con el director de Caminos y Aeropistas de Oaxaca, ingeniero David Mayren, destacaba que durante las pasadas lluvias de junio y Julio, se tuvieron 550 cortes carreteros y que se atendió la red troncal de inmediato, principalmente la carretera federal 190 al Istmo; la 200 a la Costa y la 175 a la Sierra Sur y Pochutla.

Aseguro que la última carretera que se reactivó fue la del Istmo, donde ya se tiene paso luego de las afectaciones en el puente de Tequisistlán.

Reportó que el Comité Estatal de Daños, junto con la SCT, se instaló en tiempo y forma, además de que se realizaron revisiones técnicas y la cuantificación de daños en las comunidades, donde se tuvieron cortes carreteros.

Cambiando de tema, en tremendo lio se encuentra metido el ex presidente municipal de Santa Cruz Xoxocotlan, Héctor Santiago Aragón, quien durante su mandato constitucional recibió de parte de Petróleos Mexicanos la donación 40 toneladas de asfalto, 20 mil litros de gasolina y 25 mil litros de diésel, sin que hasta el momento haya comprobado en donde metió tanto asfalto que debió haberse empleado en el arreglo de las calles.

Lógicamente como Héctor Santiago jamás le comprobó a Pemex en donde metió el asfalto y en que ocupo la gasolina y el diésel, ahora el ayuntamiento de Xoxocotlan se quedara sin ese apoyo anual, hasta el que famosísimo “lobo” compruebe el destino de la donación de Pemex.

Por ese motivo y con justa razón, el presidente municipal de Xoxocotlan, Alejandro Lopez Jarquín, ha interpuesto una solicitud ante la Auditoría Superior de la Federación para que de acuerdo a la ley, se establezcan las irregularidades en las que incurrió el priista Héctor López Aragón y se otorguen las sanciones correspondientes. Recuerde que me puede seguir en tuiter, búsqueme como @visionpolitica7.